Plan perfecto

A la hora de la comida, discutiendo sobre el tema de «me dejó en visto».

X:… le dejé como seis mensajes y nada

Y: ¿Nada de qué?

X: Nada que responde, y me urge hablar con él.

Y: Márcale, no sólo le mandes mensajes.

X: Ya le marqué y no contesta. Digo, como sabe que la plática no va a ser sencilla…

Y: Pues es que lo que hizo no es cualquier cosa.

X: Digo, no quiero hablar con él para pelear, pero sí poner las cosas claras.

Niña: Es muy fácil.

X: ¿Qué cosa?

Niña: Hacer que conteste los mensajes.

Y: ¿En serio?

Niña: ¡Claro! Le escribes: «¡Te regalo un gatito!» y verás.

X: (Con asombro) ¡Órale, nunca se me hubiera ocurrido! ¡qué buena idea!

Niña: Y como nadie se resiste a que le regalen un gatito, te va a contestar : «¿De veras?» y entonces ya le dices: «¿No que no veías los mensajes?».

Y: Es un excelente plan.

Niña: (Satisfecha) Claro. Eso nunca falla.

***

Superen eso, novatos.

Autor entrada: Orquídea Fong

Periodista y comunicóloga egresada de la UNAM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *